Translate

jueves, 25 de julio de 2013

Las otras realidades

No basta con leer las portadas del día para enterarse realmente de lo que está pasando; hay que profundizar en esa búsqueda con ahínco para poder tener una idea exacta de la situación real que tenemos en España. Cuando expresas las distintas hilazones te miran como si fueses un alienígena recién llegado de otra galaxia; y no, no lo soy. Sólo pienso que la verdadera corrupción no es la que se produjo en el Partido Popular y que está aflorando ahora a través de los "papeles de Bárcenas" con los que nos desayunamos desde hace una semana. Hay algo mucho más importante que la prensa no aflora, es como si estuviese mirando a otro lugar; tampoco parece importarles a los demás partidos políticos la diversidad de movimientos que se están produciendo alrededor de las privatizaciones masivas en todo nuestro Sector Público. El Partido Popular ha conseguido establecer las estrategias de acción clasificadas en distintos planos de realidad estancos de forma qué cuando fija el foco en uno de ellos nos olvidamos de todos los demás. Somos incapaces de relacionarlos y analizar en profundidad lo que realmente está ocurriendo. No sumamos dos y dos. Por ejemplo:

La Comunidad de Madrid ha suspendido los conciertos que existían con la Privada en Formación Profesional de Grado Superior. Por aplicar algún método, preguntémonos que tipo de técnicos de formaban en ese grado. Evidentemente los Técnicos Superiores altamente cualificados, Jefes de Equipo, Responsables de sección, Jefes de Departamento... Al eliminar los conciertos, ya no será posible obtener esa formación dentro del ámbito privado, salvo pagando unos 200€ al mes -más tasas de matriculación, más materiales- y los hijos de los trabajadores deberán acceder a este nivel a través del Sistema Público de Enseñanza, altamente deficitario en número de plazas. Ergo muchos hijos de trabajadores se van a quedar fuera si los padres no tienen dinero. A primera vista parecía que la medida potenciaría el espacio público en detrimento del privado, pero no es así. Los conciertos en FP de Grado Superior comenzaron con cursos de capacitación y reciclaje impartidos por el INEM. Al ser necesario aumentar rápidamente el número de plazas en el sector privado -por la falta de las mismas existente en el público- se aportaron desde el Estado enormes cantidades de dinero para que los Centros Concertados pudiesen equiparse convenientemente con equipos de última generación. Esta realidad no la vimos venir; nos entusiasmamos con la perspectiva de que el Concierto nos dejase disfrutar de las posibilidades sin ver que era un regalo envenenado que iba a ponerse en contra de nosotros. Y se quedaron con los medios técnicos que el Estado, todos nosotros, les habíamos regalado.

¿Por qué digo esto? La solución de ese pequeño acertijo nos la han dado en el momento en el que nos
han notificado que "¡Se acabó el concierto en FP.G.S.!" ¿Por qué? Muy sencillo; todos los bienes de equipamiento obtenidos hasta la fecha a través de las subvenciones que otorga el Concierto quedan en manos de los Salesianos y escuelas afines y, además, cobrarán matrícula y mensualidades a las familias que tengan condiciones económicas suficientes para acceder al Grado Superior. Negocio redondo. Y fines conseguidos.

A partir de este momento hace falta que una familia tenga posibilidad real de desprenderse de, al menos 2000 € al año -más alimentación, más vestuario, más transporte- para que su hijo pueda acceder al grado superior y no quede relegado a la categoría de Operario como máxima posibilidad de aprendizaje y desarrollo. Si pensamos un poco, hay seis millones de parados, casi 2 millones de familias sin ningún ingreso, un 30% de niños con necesidad de comer en comedores sociales, una reforma laboral que hace que nadie en este país tenga hoy asegurado su puesto de trabajo aunque lleve 30 años en la empresa, los parados mayores de 45 años con graves problemas para conseguir lo que sea, las brutales bajadas salariales, la cada vez mayor ausencia de Convenios colectivos en el sector PyME... ¿Quién va a poder acceder a esta formación? La clase media alta únicamente; de ahí para arriba...

Y así nos va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario