Translate

lunes, 12 de noviembre de 2012

¡Basta ya!

Hay mañanas en las que se le quitan a uno las ganas de escribir, la palabra no basta para acallar la voz interior que clama por echarles de una vez con cajas destempladas. Son mañanas como esta de hoy, gris, macilenta, de temperatura extraña, mañanas que comienzan lentas hasta que lees en la portada de un periódico virtual que una mujer de 53 años se arrojó por la ventana cuando la comitiva judicial estaba procediendo a robarle su casa para entregársela al ladrón del banco. Murió en el acto. Y van tres ya; que se sepa... ¿Cuantos más hacen falta para que en Ferraz dé alguien un puñetazo en la mesa, uno grande y físico que le hiele la sangre de horchata en las venas al Ejecutivo y les haga reaccionar?

Porque sin el PSOE y el resto de la llamada izquierda va a ser muy difícil plantar cara. Si no conseguimos que los pijo-listos de nuevo cuño se aparten, si esa especie de guardia de corps, totalmente manejable, que ha montado Rubalcaba a su alrededor no deja paso a la gente que de verdad quiere luchar por los ideales que -se supone- defiende el partido, nos van a hundir en la miseria aún más de lo que nos han hundido hasta ahora. ¿Cuantos suicidios más necesitan para comenzar a asumir que su responsabilidad es con el pueblo y no una excusa para continuar calentitos en la poltrona? ¿Cual ha de ser la tasa de desnutrición infantil? ¿Y la de desescolarización? ¿Cuantos mendigos ha de haber en las calles para que reaccionen de una vez, abandonen sus intereses partidistas y económicos y hagan lo que han de hacer?

Me está costando sacar adelante este post; es consecuencia de la mezcla de ira y mareo que experimento. La puntilla ha sido el escuchar a la ministra Bañez pidiendo "sensibilidad" a los directivos de Iberia a la hora de aplicar "su" reforma laboral para plantear el ERE que dejará en la calle a 4.500 trabajadores. Esta mujer que escribe sus decretos, al igual que Moisés, al dictado de su Dios hecho talla de madera cubierto de joyas, esta ministra -autora de la Ley de reforma del mercado de trabajo- que deja sin derechos a los trabajadores pide "sensibilidad" en un acto farisaico que raya la obscenidad y que, en sí mismo, es un insulto.
Como también es un descarado ejercicio de cinismo el discursito de Ana Botella en la catedral de La Almudena -que viene de almudaina, muralla, al-mudayna, ciudadela o al-mudin, silo de trigo- pidiendo a la figurita de piedra que se ocupe de las familias de las cuatro jóvenes que fallecieron en el Madrid-Arena, discurso que pronunciaba, muy relajada y responsable tras su sesión de spa de lujo en Portugal, mientras en el Ay-untamiento de Madrid se afanaban en cumplir sus órdenes de borrar la publicidad que habían hecho del fiestorro y se negaban a entregar los Informes técnicos de Seguridad sobre el espacio, que demuestran el conocimiento y la responsabilidad del Ay-untamiento en esas muertes.

Muertos, están generando muertos. No estoy exagerando; todos sabemos que es así. No les importa, ni a unos ni a otros; son pocos, dicen, bajan la cabeza, ponen cara seria ante las cámaras e intentan expresar preocupación responsable. Cuando se alejan, sonríen a los que se cruzan, palmaditas de complicidad y a continuar con el cuento. Son impermeables, no les llega la realidad al edificio de piedra porque los guardias de corps que rodean el Congreso impiden su paso. Ni siquiera la prensa refleja lo que ocurre... De ahí mi ira. Pero esos muertos están en sus espaldas, sobre las de cada político de este país. Los muertos, el hambre, la peste de la indigencia... Los oligarcas se pusieron las botas robando dinero hasta que se les acabó; ahora nos lo roban a nosotros para reiniciar el sistema. Necesitan esclavos harapientos para poder hacer lo que han urdido y nos están convirtiendo poco a poco en eso, náufragos humanos en medio de una sociedad deshumanizada, cruel y totalitaria. 

Mi ira crece mucho al escuchar a Rubalcaba, al ver a la pijo-lista de Valenciano o al seminarista Madina, al escuchar al blandito Hernando, al saber que continúan haciendo tiempo mientras rezan para que los bancos no ejecuten los créditos que tienen pendientes o les nieguen el dinero para la próxima campaña. Pero cuando más crece es al escuchar a los trabajadores insultar y denostar a los Sindicatos. Sin los Sindicatos no vamos a ningún sitio. Además, los Sindicatos son organizaciones obreras, gestionadas por trabajadores, que necesitan ser movilizados. Se movilizan porque les movilizamos, porque nos movilizamos, no son ellos los que nos deben movilizar a nosotros. 

Es nuestra gran contradicción, pedimos Democracia y hundimos las organizaciones a través de las cuales podemos expresar nuestra oposición frontal, enfrentándonos entre nosotros, dividiéndonos, sin pensar en el esfuerzo que hay que realizar para aunar al Sur de Europa en una jornada general de movilizaciones. Acusamos a los Sindicatos de buscar dinero en los bancos, de pedir créditos, pero no les apoyamos afiliándonos y pagando nuestra cuota. Queremos cambiar los partidos desde casa, desde el sofá de las jornadas electorales, que nos cuenten en el Telediario que los Sindicatos nos han resuelto el problema porque para eso están, decimos, sin haber acudido a una Asamblea, sin habernos acercado a la Sección Sindical, sin habernos mojado. Les estamos exigiendo que nos saquen las castañas del fuego sin pararnos a pensar que los Sindicatos somos nosotros, que su fuerza depende de nuestra determinación de lucha y que solo podremos cambiarles si lo hacemos desde dentro. Le hacemos el caldo gordo a los fascistas repitiendo como loros sus consignas, ayudándoles a dividirnos, mientras continuamos dudando si haremos huelga porque nos descuentan el día... Eso hace que crezca mi ira más que ninguna otra razón, porque sabíamos perfectamente a lo que nos exponíamos si salían.

No queremos darnos cuenta de lo formidable que es el enemigo al que nos enfrentamos. Al igual que en 1936, estamos acostándonos mientras ellos se levantan. Les llaman Neo-liberales, Neo-cons, TDT-party... Son los fascistas de siempre, los fascistas de la historia del mundo, los que fletaban los barcos de esclavistas, los que manejaban los látigos en el medioevo, los que, desde que el mundo es mundo, aumentan los impuestos a la plebe porque no entra suficiente dinero en sus arcas para pagar sus guerras y sus juergas, sus orgías. Siempre han estado ahí; ahora han creado las condiciones para volver a imponer sus dictados y robarnos hasta el aire mientras nosotros permanecemos en casita, en el sofá, cómodos ante el jurbol y denostando de las Organizaciones obreras sin hacer nada. Tenemos lo que nos hemos ganado a pulso...

Y así nos va.



viernes, 26 de octubre de 2012

El absurdo

Vivimos un momento irracional y absurdo. No nos damos cuenta de ello y no reaccionamos con la contundencia necesaria por la sencilla razón de que no somos conscientes de hasta qué punto esto es cierto; nadie es consciente de lo absurdo de esta situación en la que estamos.

Encastillados en nuestro estatus nos empeñamos en defenderlo con uñas y dientes como si abrir la mente supusiese permitir la entrada a las fuerzas que nos están atacando, como si el hecho de unirnos entre nosotros nos fuese a quitar fuerza y razón para conservar lo que aún nos queda y recuperar, mediante nuestra lucha unida, lo que nos están robando. Preferimos repetir como papagayos las mentiras de los telediarios y de las pseudo-tertulias cual muestra de nuestro conocimiento político y de nuestra preparación intelectual, como si el repetir las frases que escuchamos a periodistas sin vergüenza y políticos sin escrúpulos nos confiriese sabiduría. Cuando alguien nos invita a aportar datos -o nos aporta alguno que contradice lo que decimos- acostumbramos a montar en cólera, rebatir en mal tono -incluso a voces- y dar por zanjada así la discusión. Unos días le damos cera a los sindicatos, otros los paganos son los partidos políticos de izquierda, otros el turno de despelleje es para los funcionarios, los inmigrantes que enferman, los ancianos que tienen la mala idea de atiborrarse de medicinas, los obreros que se empeñan en mandar al colegio a sus hijos sin pagar los libros de texto, las mujeres que se empeñan en trabajar y en cobrar lo mismo que los hombres, los parados, que pretenden cobrar ayudas y subsidios; tenemos ya para todas las subdivisiones de las clases media y obrera.

Y estamos equivocados; profundamente equivocados. Se nos han olvidado demasiadas cosas desde 1993; es como si Aznar hubiese extendido una plaga en forma de amnesia colectiva que se manifiesta en la absoluta contaminación de la clase obrera por el bacilo "Insolidarius-fachans".Pensemos un momento en qué tenemos alrededor, o por encima:

Para ello, recordemos en principio en qué consistió el pacto más importante, el que llevó a poder redactar y aprobar la Constitución allá por 1978: El pacto social y democrático. Consistía en el acuerdo por el que los ricos podrían seguir siendo ricos mientras contribuyeran al estado social, mientras con parte de  sus beneficios ayudasen al sostenimiento y bienestar de la sociedad y, por ende, a las clases más débiles. Hoy en día los ricos no pagan impuestos, con lo que el Pacto Social y Democrático está roto de facto -y de forma unilateral- por los muy ricos. ¿Es esto relevante para la situación actual? Desde luego, es el meollo de la cuestión puesto que significa la implantación -cuasi definitiva- de algo tan negro como el Neoliberalismo. Esto no está sucediendo solo en España, es una implantación a nivel global. Pero ¿qué es el neoliberalismo? Robert W. McChesney lo define de la siguiente forma en la introducción del libro "El beneficio es lo que cuenta", de Noam Chomsky:

  • "El neoliberalismo es la política que define el paradigma de nuestro tiempo: se trata de las políticas y los procedimientos mediante los que se permite que un número relativamente pequeño de intereses privados controle todo lo posible la vida social con objeto de maximizar sus beneficios particulares. Asociado en un principio a Reagan y Thatcher, el neoliberalismo ha sido durante las dos últimas décadas la orientación global predominante, económica y política, que han adoptado los partidos de centro y buena parte de la izquierda tradicional, así como la derecha. Estos partidos y las políticas que realizan representan los intereses inmediatos de los inversores sumamente acaudalados y de menos de un millar de grandes corporaciones."


Actualmente son cinco las cabezas visibles de esos inversores: George Soros -que quebró el Banco de Inglaterra en 1992, ganado en la operación más de 1.000 M$- James Simons, John Paulson -que ganó más de 4.000 M$ con las hipotecas basura- Kennet Griffin y Philip Falcone -conocido como el azote de la Banca española. Vuelvo a colgar el enlace a "La sexta columna" y a su programa "Yo pago, tu pagas ¿quien se lo lleva?", imprescindible para comenzar a comprender lo que está ocurriendo.

http://www.lasexta.com/videos/sexta-columna/2012-enero-30-2012013000016.html

Se puede comprobar claramente que tanto Aznar -como más tarde Rodriguez Zapatero exhibe comunicaciones claramente cortoplacistas sobre el estado real de la economía española: "España va bien". Mientras los reguladores del Estado dan señales de alarma, ni el Sr. Caruana ni el Sr. Solbes hacen públicos los datos que motivan el sonido de los timbres. Y aquí es donde radica la diferencia:

La derecha ultraliberal, apoyada en estas actuaciones erróneas del Partido Socialista, lanza una y otra vez mensajes de que el PSOE y el PP son iguales -mensaje que ha calado hondo en la ciudadanía a través de foros y tertulias- y la especulación, la pérdida de derechos y el recorte de libertades es cada vez más profundo. ¿Qué persigue este mensaje? Pues es bastante claro: la fractura entre las clases medias y obreras con sus dirigentes y representantes; conforme esté más arraigado en la sociedad, no se considerará necesario participar en las Elecciones y la abstención -bien por cansancio bien por desencanto con el centro-izquierda- aumentará progresivamente. Es el "Divide y vencerás" de Julio Cesar. Todo este entramado maquiavélico se basa en dos acciones principales y primordiales:

  • El empobrecimiento de la clase media y obrera. 
  • La creación de un Sistema de formación de futuras generaciones que abunde en la incultura histórica y social, educando solo para el trabajo y no para la realización personal. El mensaje es perverso: Solo te sentirás realizado mientras realices perfectamente tu trabajo, que es donde entra el sistema de enseñanza del Opus Dei. 

El primer punto genera situaciones en las que -a través del paro masivo- las carencias son tales que llevan a aceptar cualquier trabajo en cualquier condición.

El segundo siembra el país de entes que serán incapaces de rebelarse al no tener posibilidad de comprensión hacia los problemas reales, al ser incapaces de realizar un análisis de su situación real y no poder identificar al enemigo más que como bienhechor que proporciona los necesarios medios de subsistencia. La ausencia de preparación humana lleva aparejada la dificultad de analizar, expresarse y unirse solidariamente.

Es el sueño del Totalitarismo, al que siempre aspiran los oligarcas, hecho realidad. A lo largo de la Historia no han cejado en ese empeño y, una vez más, en este cambio de época, están presentes intentándolo de nuevo. Hoy en día es mucho más difícil distinguirles sin una base sólida de conocimientos puesto que han abandonado las ideologías de dominación de masas y ya no obligan a marchar de cuatro en fondo. Han aparcado la imagen militar, escondiéndola en la formación de toda la clase obrera. Nos enfrentamos a sociólogos formidablemente preparados, maestros en el manejo de grandes estructuras de masas. Baste un ejemplo salido directamente de la factoría FAES (Fundacion para el Análisis y Estudios Sociológicos):

  • Un día Esperanza Aguirre dijo que los "liberados sindicales" eran unos vagos que cargaban su trabajo al resto de los compañeros mientras ellos se dedicaban al ocio y la diversión, viviendo del cuento. Calificó sus ingresos de "mamandurrias" y se quedó tan ancha, siendo este mensaje difundido con profusión por todas las televisiones, radios y presa afecta al régimen. 

Hoy duele comprobar lo hondo que ha calado este repugnante mensaje en gran parte de la sociedad española. Es una falsedad, pero: ¡Cuán estúpidos somos como masa! Cuánto daño somos capaces de hacernos a nosotros mismos, fragmentando nuestra unidad en cuanto un ser de estos chista un poco o estornuda. No hemos aprendido nada de la Historia, por más que sepamos lo que costó conquistar los derechos de los que hasta ahora disfrutábamos.

Tenemos un gobierno que solo camina hacia la satisfacción de los intereses de unos pocos pisoteando los intereses de muchos. Mientras el dinero continúa entrando a paladas en el país los derechos disminuyen de forma directamente proporcional. Estamos pagando la deuda de los bancos en derechos sociales, en protección, con cuotas de Sanidad, con cuotas en Educación para nuestros hijos. Y continuamos insultando a los sindicatos y reclamando, como papagayos, la dimisión de este o aquel a pesar de no haber estado afiliados en nuestra vida a un partido o a un Sindicato; como si el hecho de ser españoles y estar cabreados nos diese derecho a hacerlo aunque no hayamos participado en esto más allá de meter nuestra raquítica papeleta en una urna cada cuatro años. Eso si no te encuentras con algún vociferante que presume de no haber votado en su vida, que es ya el paradigma de la estupidez humana...

A día de hoy, en España, vivimos el absurdo de que la responsabilidad del Defensor del Pueblo la detente la Exma. Sra. Marquesa consorte de Salvatierra, Dña. Soledad Becerril. La paradoja es que haya una Marquesa defendiendo al pueblo, a la plebe que durante tantos siglos de fascismo y dominación ha pisoteado la Nobleza española, Señores de vidas y haciendas desde el principio de los tiempos. Y nos pensamos que han cambiado algo, pero no; continúan siendo iguales a sus ancestros, con las mismas prerrogativas y la misma conciencia social que aquellos. Una Marquesa es lo que bien define Mario Camus en su "Los santos inocentes". Pero eso parecemos haberlo olvidado nosotros...


¿Realmente queremos volver a esto que denunciaba Camus? ¿No somos capaces de ver claro lo que ocurre? El "Que se jodan" que lanzó en el Congreso Andrea Fabra es una frase aprendida en comidas de domingo como esta del fragmento. Es fácil escucharla y es de las más suaves que sueltan; las hay mucho peores. No, PP y PSOE no son lo mismo; es absurdo pensar esto de la misma forma en la que es absurdo pensar que los Sindicatos son nuestros enemigos; los sindicatos son nuestros, dejemos de agredirles e intentar derribarles. Reflexión, por favor...

Que así nos va.



Noam Chomsky.- "El beneficio es lo que cuenta"
http://www.solidaridad.net/articulo639_enesp.htm


miércoles, 17 de octubre de 2012

Bestiapardismo...

Era claro que "tanto va el cántaro a la fuente que, al final, se rompe". Cuestión de tiempo, y de relajación, que se les comenzasen a escapar los pensamientos más ocultos de cuatro en cuatro. La última perla nos la ha regalado el ministro Wert: Quiere españolizar a los estudiantes catalanes. Las redes han hervido de forma automática ante tamaña burrada, más propia del siglo XII que del XXI. Con esto se comienza a completar el círculo de acciones encaminadas a implantar el adoctrinamiento nacional-católico ultrafascista de este gobierno en la enseñanza. No hay nada extraño en esto; lo más extraño es la tibia reacción de la "leal oposición" ante este atropello. Bueno, ha servido, por lo menos, para que el Sr. Madina reconozca, por fin, que "dan miedo". Examinemos este último punto:

Irónicamente, diríamos que el Señor Madina se acaba de caer de un Guindos, aunque nos constate la parsimonia con la que el PSOE se toma las labores de Oposición amparándose en la responsabilidad de no encender las calles; lo cual no deja de ser chusco puesto que las calles están ardiendo ya y los próceres de la izquierda continúan asomándose a la ventana del palacio de la Carrera de San Jerónimo para encender los puros mientras miran hacia Neptuno, sin reparar en el peligro que afrontan; una llamarada les puede chamuscar las pestañas en cualquier momento.

Hemos asistido, a lo largo de los últimos años, a una polarización artificial de la sociedad en función de distintos "ismos" que hacen más mella en las vísceras que en la mente. Desde que el 5º Poder lanzó esta ofensiva tan brutal contra los Derechos sociales, imperando Bush padre desde allá, las Américas del Norte, no hemos hecho otra cosa que intentar dividirnos enfrentándonos entre nosotros en facciones que defienden postulados e intereses que nada tienen que ver con nosotros y con los Principios básicos de solidaridad que siempre nos guiaron a los trabajadores desde que comenzó la lucha.

Desde que en el s. XIX comezaron las luchas reivindicativas de las Clases trabajadoras no hemos conocido una ofensiva igual, parece que el 5º Poder ha dado con la clave para desunirnos y nosotros, reos de estupidez y egoísmo, hayamos caído en la trampa. Lejos queda ya la conciencia de Tercer Estado que propició la Revolución francesa; la Burguesía, mediante su inclusión en los círculos legislativos de los distintos Parlamentos, ha aprendido pronto a manejar los Medios de Comunicación, el 4º Poder, para conseguir que sea ese pueblo llano, o plebe, el que refrende las imposiciones que les llegan desde el Poder Supremo mediante la ilusión de las Elecciones libres y del tan devaluado concepto de Democracia. Llanamente, hemos pasado desde Despotismo Ilustrado -todo para el pueblo, pero sin el pueblo- hasta el Feudalismo Ilustrado -que parezca que es el pueblo el que decide aunque seamos nosotros los que marquemos la ruta- por la sencilla razón de que nuestros presuntos avances sociales no han sido consolidados jamás en la historia y el Capital es hoy en día más fuerte que nunca.
Se diría que encontraron en los libros y discursos de Marx, de Engels, la inspiración necesaria, no para arrimar el ascua a su sardina, para conseguir quedarse con todas sardinas y la totalidad de las ascuas. En el s. XX dieron la vuelta de tuerca necesaria para la refundación, que consiste en que además sea la Burquesía la representante legítima del Tercer Estado y legisle de forma que esas riquezas les sean entregadas sin límite alguno en base a leyes que parecen enunciadas por el pueblo, incluso aceptadas, de mejor o peor grado, por este. A ello le llamamos Estado; Hegel resumía su razón de ser de la siguiente manera:

  • "El Estado no existe para los fines de los ciudadanos. Podría decirse que el Estado es el fin y los ciudadanos sus instrumentos"
  • "El pueblo es aquella parte del Estado que no sabe lo que quiere"

Si echamos un simple vistazo a lo que está ocurriendo, comprobaremos la verdad que contienen estas afirmaciones y lo creativamente que el Capitalismo, el 5º Poder, las está aplicando a rajatabla.

Todas las imágenes que tenemos actualmente del resto de los países están distorsionadas por el filtro poderoso del 4º Poder -la prensa- que muestra siempre la cara de la realidad que más interesa al Poder supremo, que es el que le concede sus prebendas. De esta forma, África es un continente violento en el que el Hambre tiene su origen en las constantes guerras tribales que allí se mantienen y los españoles somos para la Europa del Norte una panda de irresponsables que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, gastando a diestro y siniestro un dinero que no teníamos y produciendo muy poco, mientras Alemania es, para nosotros, un país donde prácticamente no existe el desempleo porque han sido mucho más prudentes que los sureños, han reformado su mercado laboral y su productividad es muchísimo más alta que la nuestra. Y nada de esto es verdad, ni absoluta ni relativamente: es una inmensa mentira, necesaria, eso sí, para que el 5º Poder pueda justificar el cercenado de derechos humanos que estamos padeciendo, haciendo aparecer ante la Opinión pública como medidas de ajuste necesarias lo que únicamente son "crímenes de lesa humanidad" en contra de la Carta de Declaración de los Derechos Humanos.

Examinemos el mejor indicador de esto: El diferencial Riqueza-Pobreza es cada vez mayor; mes a mes aumenta la brecha a un ritmo espeluznante y lo hace de forma inversamente proporcional: cuanto mayor es el empobrecimiento del Tercer Estado más crecen las grandes fortunas. De esta forma, uno de los grandes bancos españoles declaró a principios de año unos beneficios de 5.000 millones de €uros, en medio de esta "crisis financiera"; mientras las SICAV continúan cotizando al 1%, se sube el IRPF, el IVA, las Tasas municipales, el Transporte público, las Tasas escolares y Universitarias, las de Formación Profesional, se quita dinero a Protección Social, se desvían fondos, que salen de las rentas del trabajo de ese Tercer Estado que somos los trabajadores, a la Enseñanza Privada y Religiosa y, por fin, de esa misma fuente, nuestros bolsillos, sacan el dinero necesario para reparar el daño que ellos mismos han causado, mediante el latrocinio calculado, a las arcas populares que eran las Cajas de ahorros.

Merced a nuestro atraso secular, los que ahora gobiernan han podido instalarse cómodamente en sus poltronas e instaurar de nuevo el "ismo" en el que son expertos. Unos y otros, burgueses con tratamiento de Señoría a fin de cuentas, discuten en despachos y tribunas intentando parecer legítimos defensores de lo público a través de sus hueros discursos, pomposos y altisonantes ante los medios y chistosos en las tertulias, mientras se cargan los derechos conseguidos tras largos años de lucha. Es el Imperio del "bestiapardismo". Sentados ante el televisor, contemplamos impertérritos como nuestros derechos van desapareciendo uno tras otro mientras esperamos que comience el partido. De esta forma, las manifestaciones son contra los Recortes, principalmente los Económicos. Pero no nos damos cuenta de cosas que son obvias. El ministro Fernández Díaz, por ejemplo, dijo el otro día, en la entrega del DNIe 30 millones a Del Bosque que "tanto él como la selección española de fútbol es la mejor embajada que tiene nuestro país en el mundo". Se ¿olvidó? el ministro de los miles de titulados universitarios, con una preparación que les hace ser hipercotizados en Europa, que están empezando a desarrollar sus proyectos fuera de nuestras fronteras. Esos son los verdaderos embajadores de la Marca España y no un grupo de 22 niños pijos, algunos ni saben hablar bien, que se dedican a darle patadas a un balón; eso sí, lo hacen con la maestría que dan los años de práctica, pero no hacen evolucionar más que a los bárbaros de los hooligans, que cada día son más bestias...

En medio de esta ola de "bestiapardismo" propiciada por el sopor social logrado por los golpes brutales que estamos recibiendo sin parar, 300 desahucios diarios en España, 2 millones de personas sin comida, 5,6 millones de parados, este gobierno nombra "Defensora del Pueblo" a una marquesa. ¿Puede haber mayor ironía? Una marquesa es eso que mostraba Mario Camus en "Los santos inocentes" enseñando a su nieto cómo dar la limosna al servicio de la finca... Pues bien: la "Exma. Sra. Marquesa consorte Defensora del Pueblo, visto que el Auto judicial del Magistrado de la Audiencia Nacional Sr. Pedraz archivaba el procedimiento abierto contra los detenidos por la manifestación del 25-S al no encontrar delito alguno y que, en el mismo, criticaba y desautorizaba las actuaciones del Ministerio del Interior, la Delegación del Gobierno y la UIP, ha decidido que debe actuar contra el Juez porque considera que este ha cometido un delito al calificar de decadente a la actual "Clase política" en lugar de iniciar las oportunas investigaciones sobre las actuaciones del citado Ministerio y los responsables de las Operaciones, tal y como tiene facultado por su cargo, a fin de determinar, ante tantas evidencias, si efectivamente existieron abusos contra El Pueblo por parte de la Autoridad Gubernativa. Este es su cometido real. Pero es marquesa consorte y lo del pueblo le queda lejano; un lugar al que va de vez en cuando en las temporadas que pasa en la finca...

Tenemos de nuevo citas para mostrar nuestra repulsa a estas mal llamadas "políticas de austeridad", numerosos colectivos están convocando manifestaciones y paros. Debemos secundarlos. Incluso los sindicatos están enfrente de todo esto. Han conseguido la unidad sindical en Europa y el próximo día 14 de Noviembre ya se ha convocado una Jornada General de Lucha en toda la Unión Europea, que coincidirá con la huelga general en España. Esto es muy importante. Por primera vez vamos a comprobar si los trabajadores europeos somos capaces de unirnos contra esta barbarie, si los alemanes que cobran 300 € al mes por un trabajo de mierda de 15 horas semanales son capaces de unirse al sentir general y podemos parar los pies a los oligarcas malnacidos que se están enriqueciendo a base de vaciar nuestros bolsillos, nuestras cuentas corrientes y nuestra Dignidad como personas. Debemos unirnos a ellos, participar en las manifestaciones para que sean masivas. No vale de nada acudir a Neptuno el próximo Martes 23_O si después nos quedamos en casa cuando otros, que también están en contra de todo esto, convocan. Hemos de hacer crecer nuestro número como la espuma del mar y no diluirnos como ella; para ello, acudamos a todas las manifestaciones y expliquemos aquello que vemos y por lo que luchamos a los que tengamos cerca; escuchemos en directo lo que tienen ellos que decir, no dejemos que nos lo cuenten Esperanza Aguirre o la Cospedal. Nunca lo hicimos de esta manera...

Y así nos va.



lunes, 1 de octubre de 2012

29-S

Habíamos estado en Neptuno hasta las diez y media de la noche. Cuando abandonamos la plaza, todo estaba en calma. Aún quedaba gente; el bulle bulle de la multitud nos llegaba amortiguado por la distancia salpicado por los silbidos al helicóptero que sobrevolaba la zona de vez en cuando. La cafetería del Hotel Museo del Prado, en la misma plaza, permanecía abierta igual que, desde su terraza, en la tarde los turistas merendaban tranquilos sacando alguna que otra foto cuando arreciaban las consignas. En el Paseo del Prado, junto a la cafetería del Sr. Casillas, una pareja con una niña de unos cuatro años miraban un montoncito de cuentos frete al muro de 15 furgones. Por el lado del museo subía algún grupo de jóvenes con sudadera, capucha y ganas de montar gresca.

Decidimos picar algo y subimos por Lope de Vega hacia Huertas. Un vinito, una charla y unos boquerones más tarde buscamos la espuela. Al llegar a León un compañero nos detuvo. "Cuidado que vienen". Me asomé a León y desde Infante vi girar un furgón. Alguien me advirtió, un periodista, "cuidado con la cámara" las confiscan. Pasó el furgón rumbo a Atocha. Detrás, en grupo compacto, 8 figuras negras tras de sus escudos, avanzaban mirándonos amenazantes. Otro grupo de 4 vigilaba la retaguardia. Detrás de ellos 25 o 30 personas pedían la libertad de los detenidos. Minutos antes, habíamos recorrido una Huertas en total calma y era difícil suponer que a escasos 300 metros hubo una manifestación a la vista de la normalidad de las copas. Me dijeron que estaban asaltando los bares. ¿Los bares? Pero si es la peña de finde la que está en ellos; con su perfume, su gin-tonic, sus tacones...

Pensé en lo aberrante que resultaba contemplar el paso de aquellas botas de asalto sobre los versos de Lope, de Becquer, de León Felipe, la prosa de Cervantes, peinando el Barrio de las Letras calle a calle, entrando en los bares y aterrorizando y sacando a palos a gentes tranquilas. ¿Es que hemos vuelto al siglo XII? No patrullan las calles para que estén tranquilas y seguras frente al enemigo, invaden, ocupan el espacio pacífico. Destilan violencia y la derraman a su paso, tensando la paz de la noche y acallando las tertulias.

Desde las seis de la tarde hasta las diez y media de la noche, 60.000 personas -según BBC-  llenaron la Plaza de Neptuno. Había indignación, no violencia. Hasta esa hora se consiguió alejar a los provocadores de las vallas. A las once y media la gente paseaba tranquila por el Paseo del Prado con destino a Atocha delante de los cascos de los antidisturbios. Todo en paz.

Parece que a alguien se le inflan las narices en un momento determinado y ordena que acabe la tranquilidad. Por hache o por be, hay una consigna que dice que siempre tiene que haber detenidos. Los violentos son fácilmente reconocibles, sudaderas, encapuchados, zapatillas de deporte y mala catadura, pero detienen a un hombre de 72 años, a una mujer de 50, a... A gente normal, para que la gente normal tenga miedo.

Mientras escribo esto, desde la Clásica de RNE me están obsequiando con el bonito pasodoble de La Bandera: "Banderita tu eres roja", que cantaban los soldados en la guerra de África, como subraya el locutor. Y pienso en aquello que conozco sobre la represión, pienso en que se han cargado la Cultura, un recorte de un 60% en cuatro meses, que se han cargado el Bachillerato del Arte, que han subido el IVA del material escolar un 17%, que continúan desviando fondos de la Enseñanza pública a las escuelas del OPUS, incluso a los que segregan por sexos, que es algo anticonstitucional... Y anteanoche las botas pisoteaban el derecho a la paz, vengándose de un camarero que les hizo frente en la puerta de un café para que no entrasen y hubiese una masacre. Y recordé a Lorca:

Tienen, por eso no lloran,
de plomo las calaveras.
Con el alma de charol
vienen por la carretera.
Jorobados y nocturnos,
por donde animan ordenan
silencios de goma oscura
y miedos de fina arena.
Pasan, si quieren pasar,
y ocultan en la cabeza
una vaga astronomía
de pistolas inconcretas.

El artículo 104 de la Constitución española dice que:

"Las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, tendrán como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana."

¿Cuando se darán cuenta que están siendo utilizados en contra de la Constitución que juraron defender? ¿Cuando se darán cuenta de la aberración que supone el recorrer las calles intentando aterrorizar a la población civil? ¿Cuando se dará realmente cuenta de ello? ¿Serán capaces de sentir el asco que siento cuando le contemplo tras sus escudos? Las armas listas contra un enemigo que pretende que se unan a pesar de los pesares... ¿Serán capaces alguna vez, como los alemanes, de no dejarse en el cuartel su condición de ser humano? ¿Habrá pensado alguno que esta condición es parte fundamental de su uniforme?

"Violencia legal"... Pero ¿desde cuando es legal la violencia? Según el María Moliner terrorista es aquel que comete actos violentos con fines políticos. Cuando se alteran mediante provocadores coordinados las concentraciones pacíficas de protesta ciudadana se está buscando crear las condiciones para emplear la violencia contra los concentrados. Esa violencia solo persigue infundir el terror entre los más débiles de ellos. Es pues este un acto terrorista en su más puro sentido; venga de donde venga. Terrorismo de Estado. Por eso quizá haya llegado la hora de plantearse reunir toda la documentación posible y presentar denuncia ante el Tribunal Penal Internacional. Quizá así alguien pueda hacerles empezar a pensar que el Ordenamiento Jurídico Constitucional no es un libro que adorne la estantería del Despacho oficial y que no se pueden estar inventando las leyes a su antojo. Han de consultarlo siempre antes de emprender cualquier acción, no buscando sus resquicios, que los tiene, si no la aplicación exhaustiva de su doctrina.

No estudian esto en las Academias de Policía. Sus mandos les enseñan a buscar las grietas... Y los socialistas no dicen ¡Basta ya de opresión!

Y así nos va.





miércoles, 26 de septiembre de 2012

¿Ha comenzado?

"Cuando una Ley es injusta lo correcto es desobedecerla". Esto lo dijo Mahatma Gandhi. 

Cuando las leyes generan estos estados del ser humano, cuando no somos capaces como sociedad de poner el máximo esfuerzo para que no haya personas tiradas en las calle como el hombre de la foto, cuando los mendigos aumentan, los ancianos sin pensión suficiente que se sientan en el suelo de las plazas con un cartel en el que reza su necesidad de ayuda, porque no tienen nada, son cada día más, cuando esas leyes que enuncian los Representantes de los ciudadanos aumentan la miseria y no protegen del dolor a los más débiles como objetivo primordial, y lo saben y las aprueban y promulgan, son leyes injustas. No es discutible. No es una foto casual; es una foto que no me dio vergüenza hacer; la hice porque es muy difícil reconocerle. Vi más de quince personas pidiendo limosna entre Plaza de España y la Plaza de Cedaceros. Ya son de los nuestros, hablan castellano y piden porque no tienen. En el Congreso nadie les representa, nadie alza la voz y les defiende, nadie se enfrenta a los que, ley tras ley, les dejan aún más desprotegidos. No es demagogia, es la realidad; una realidad que muchos de los políticos que pagamos no ven aunque se la pongas delante de los ojos. 
Y para ello hace falta que sea el New York Times el que lo denuncie mientras los rotativos españoles se dedican a inventar titulares, a cual más gracioso, ocurrente o indigno, sobre lo que ayer ocurrió en Madrid. Era por ellos, y por nosotros, por tantos que lo estamos pasando muy mal y que, nos dicen un día y otro, lo vamos a pasar mucho peor... Porque decía Montoro el otro día, cuando le preguntaban sobre los recortes, que no habíamos llegado aún ni a la meta volante. ¿Como se puede ser tan frío, tan inhumano, tan poco persona, como para soltar una frase así con una sonrisa divertida en la cara? El anciano de esta segunda foto parece preguntarle "¿Cómo dice usted?! Sin palabras..

Estoy convencido de que conseguiremos parar a los provocadores que se infiltran en las manifestaciones para, en un momento dado, hacerse con la cabecera y generar incidentes violentos. Unos son de la misma policía, según reconoce en numerosas ocasiones el mismo Secretario general del SUP, otros son pandas, grupos de tres o cuatro que normalmente nos alarman al pasar a nuestro lado. Su estrategia consiste en confluir en la cabecera desde varios puntos de la manifestación. Allí esperan el momento y. al comenzar los silbidos o los lemas golpean lo que tiene más cerca. Les he visto el 15-M pasado en el acceso a Sol, golpeando a puñetazos y patadas una valla metálica. Ayer, un cuarteto accedió desde Felipe IV a eso de las siete y media; iban a paso vivo hablando entre ellos. Uno le decía a otro: "Son mejores estas que las de los sindicatos esos; los de orden no dejan hacer nada". Se perdieron entre el gentío, hacia la derecha de la fuente rumbo a las vallas de la Carrera de San Jerónimo. Son grupos violentos que acuden a las manifestaciones para provocar la pelea con la policía; les podemos ver gritando como energúmenos en el Bernabeu, o en el Calderón, o en el Camp Nou. No buscan más que montarla por ellos mismos, por divertirse. Debemos empezar a plantear que nuestras manifestaciones deben contar también con un servicio de orden para que los violentos comiencen a pensar que las nuestras no son más divertidas que las de los Sindicatos.

Esto no quita que las actuaciónes anoche de las UIP no fuesen brutales e injustificadas. Algunos de ellos, como muestran incluso las imágenes emitidas por 24h de RTVE, tras provocar los incidentes, ayudaban a los compañeros armados a detener manifestantes. Son los encapuchados. Uno, en Duque de Medinaceli, incluso llevaba a la vista el tahalí de la defensa. Contra todo lo que puedan decir el ministro o los portavoces del PP, estuvieron provocando toda la tarde. A las 19:52 metieron 10 furgones desde el Paseo del Prado. La comitiva paró antes de entrar en la Plaza; se bajaron los efectivos y formados entre las unidades atravesaron la muchedumbre sin detenerse rumbo a Cibeles. Pensé en que si algún anciano caía le iban a pasar por encima. Atravesar así una plaza repleta de gente es una burrada. Pero no era más que una táctica para encrespar los ánimos, provocar los gritos de la gente y mostrar lo fuertes que son. Sembrar el miedo, que es lo que estuvieron haciendo todo el día y toda la noche. Los gritos de "¡Menos policía, más Educación!" se escucharon por toda respuesta mientras los compañeros les cedían el paso.

Hacia las 20:30 llegó otro grupo de furgones desde Atocha. Se detuvieron justo a la entrada, permanecieron unos instantes y dieron la vuelta. Les seguí; creía que habría lío por la plaza. Al salir de Neptuno, algún descerebrado, cerca de las vallas del Congreso soltó un cohete. No hubo reacción y continué hacia Atocha. Llegaron a la glorieta y subieron por la calle Atocha. La glorieta estaba tranquila. Tan solo un resplandor azul llegaba desde María Cristina iluminando con sus reflejos la arboleda y la Estación. Me acerqué a ver que ocurría. Conté hasta 20 furgones alineados bajo la fachada del Ministerio de Agricultura. A las 20:55 en punto arrancaron y se dirigieron con las sirenas conectadas hacia Neptuno. Iban a cargar. Cerraron el acceso en la glorieta.  Desde Neptuno se empezaban a escuchar las primeras detonaciones de los fusiles lanzabolas y el clamor. Comenzaban las carreras y, casualmente, todos los Telediarios.

Hasta las 21:30 entraron desde la Glorieta hasta 47 furgones de la UIP. Un ejército armado hasta los dientes que se sumaba a los efectivos de la Plaza. No sé cuantos podrán haber entrado desde Cibeles, pero el destacamento allí aparcado era espeluznante. Habían formado una jaula perfecta para poder apalear a los allí concentrados. No había más salida que Felipe IV, hacia el Casón. Golpeaban ciegos, llenos de odio, iracundos, a mujeres mayores, ancianos, empujaban y tiraban al suelo a todo aquel que tenían cerca sin mirar. Castillos, que viven en el gimnasio 16 horas al día, apaleando a la población civil. Porque eso es lo que ayer hicieron; apalearnos. No son seres humanos; es imposible que lo sean. Hacia las 22:00 la gente había salido ya del Paseo y se movía por las aceras de María Cristina en pequeños grupos. Muchos de ellos pasaban camino de la Estación de Cercanías. Apareció desde Aduana un grupo de 2 furgones que fueron hacia Prado disparando bolas desde las ventanillas hacia la gente que caminaba por las aceras. Era dantesco, la gente corría aterrorizada gritando "No estábamos haciendo nada". Por la otra acera, la de la Estación grupos de antidisturbios perseguían disparando bolas de goma a los que se dirigían al tren. Penetraron hasta los mismos andenes creando el pánico y pudiendo haber provocado más de una desgracia si alguien, al paso de un tren, caía a las vías. Por infinita suerte no pasó. 

Podría seguir contando... Narrar esta barbarie es doloroso. Hay suficiente material videográfico de las cargas y los apaleamientos como para, digan lo que digan, puedan justificar su brutalidad. Hoy el ministro del Interior ha dicho que "la actuación de las fuerzas antidisturbios ha sido ejemplar al reprimir una convocatoria "manifiestamente ilegal". Pues las concentraciones de ayer estaban autorizadas por la Delegación del Gobierno. Incluso habían autorizado las manifestaciones hasta las diez de la noche. ¿Mentir en algo tan fácil de demostrar que no es cierto? ¿Por qué un ministro se atreve a hacer estas cosas? Si creen que justificando lo injustificable van a conseguir legitimidad ante el mundo están muy equivocados. Pero ya lo ha dicho esta mañana la Vicepresidenta, que la imagen de España y el Gobierno les importa un bledo. 

Y así nos va.





viernes, 21 de septiembre de 2012

La voz del Pueblo

La voz del Pueblo, en una Democracia, es incontestable. Es voluntad que se expresa en cualquier momento y no en fechas determinadas. Normalmente la vida parlamentaria transcurre sin medidas que tengan una incidencia fundamental, sin que la relevancia de los asuntos tratados afecte gravemente o de forma permanente a los ciudadanos. Una parte es representada de forma mayoritaria por los votos que se otorgaron a un determinado Programa de acciones de legislativas y/o ejecutivas que fue explicado suficientemente durante los 15 días de la Campaña Electoral. Lo que los ciudadanos eligen es un Programa, otorgan el sí a un conjunto de medidas y, por ende, al equipo humano que lo preparó. Y ese equipo humano debe haberse documentado lo suficiente como para poder enunciarlo con suficiente seguridad en su viabilidad. Es su responsabilidad y su deber presentar un Programa realizable; para eso les pagamos los sueldos que les pagamos.

Los que hoy detentan esa responsabilidad otorgada por el Pueblo hicieron una campaña electoral en la que conociendo, tan perfectamente como conocían, la situación de la Economía afirmaron con total rotundidad que su Programa era lo opuesto a lo que estaban haciendo. Escuchémosles antes de continuar con la lectura:



Bien; esto dijeron. Lo repitieron hasta la saciedad aún sabiendo que nos estaban mintiendo. ¿Por qué digo esto? ¿qué pruebas puedo tener de ello? La lógica me da las pruebas que necesito. Desde el mismo momento en el que se sentaron en la poltrona empezaron a Legislar a golpe de Decreto-Ley de Medidas Urgentes con medidas totalmente opuestas a lo prometido en su fraudulenta campaña. Los decretos salían viernes a viernes como de una máquina de embutir salchichas. Es imposible que hayan pensado todo eso en unos días; era su programa real, el que escondieron porque de haber salido a la luz no habrían sido elegidos.

Nos mintieron. Sabían que nos estaban mintiendo y, aún así, continuaron, y continúan, mintiéndonos sin el menor sonrojo. De la misma forma que escondieron, y negaron, el rescate de la Banca niegan ahora el Rescate del País. Y nosotros continuamos perdiendo Derechos mientras nadie toca a las grandes fortunas a los ricos que cada vez se hacen más ricos invirtiendo en la Deuda Española en lugar de emplear el dinero de sus exenciones fiscales, que es muchísimo, para crear nuevos puestos de trabajo, que es lo que defienden los ministros del ramo. Y se ríen en el Congreso, y se continúan riendo en las ruedas de prensa. Mientras nos machacan registrando nuestros bolsillos para quitarnos hasta la calderilla, se ríen a mandíbula batiente. Nos insultan y se ríen de nosotros.

Y no. Ya basta. Hemos de unirnos todos y decir ¡NO!

El próximo martes día 25, en el que se conmemora la creación de la Junta Central de Resistencia contra los franceses, hemos de estar todos en las calles de España, no solo alrededor del Congreso, diciendo ¡NO! y exigiendo la disolución inmediata de las Cámaras y la Convocatoria de Elecciones Generales. Y la Ley dice que tienen que hacernos caso, acatar nuestra Orden Soberana y convocarlas.

Esto es una Democracia. En este sistema la voz del Pueblo es incontestable. Debemos saber esto para estar seguros y permanecer firmes. Ellos no son los Amos, son los Portavoces de la Ciudadanía. No tienen mayor poder que el que les otorguemos y tiene que quedar claro delante del Mundo que se lo hemos retirado. Intentarán amedrentarnos para que desistamos, pero hemos de tener la suficiente serenidad y no caer en sus provocaciones. 

Para impedir que hablemos, que les demos la Orden tajante de disolver las Cámaras y convocar Elecciones y que esta se escuche en el mundo entero, han armado un ejército. Esperemos que esos 1.350 efectivos no olviden que también son Pueblo, que son Funcionarios que no van a cobrar la Paga de Navidad, que les han rebajado el Sueldo, que les han reducido los Moscosos, que les van a retrasar la edad de Jubilación, que les aumentan la Jornada laboral y que también les van a quitar la Productividad como al resto de sus compañeros Funcionarios. Y, también, esperemos nosotros no olvidarlo.

Es nuestro país, no el suyo. el país lo gobernamos nosotros a través de los programas de los partidos que nos representan. No es suyo y no pueden hacer lo que quieran con él. Cuando nos demos cuenta de esto, cuando nos consigamos unir alrededor de esta idea tan sencilla, habremos comenzado a cambiar. La razón es nuestra; ellos tienen la fuerza. Pero la fuerza sola no basta; hay que tener razón. Y no la tienen puesto que han llegado ahí a base de triquiñuelas, falsedades, engaños, trucos y mentiras. Han robado a manos llenas y continúan robándonos hasta el aire. 

Unámonos todos con firmeza y digamos ¡Basta! El 25 de Septiembre de 1808 lo hicimos y ganamos. El 14 de Abril de 1931 volvimos a hacerlo y ganamos. En 1936 nos dividieron y perdimos. Hagámoslo ahora, de nuevo, como Pueblo harto de ser sangrado. Que no lo hicimos en el 75...

Y así nos va.




miércoles, 22 de agosto de 2012

Se abrió la veda

Se abrió la veda. Los pescadores de votantes aprestan ya los aparejos y revisan los todoterreno para poder lanzar sus anzuelos en cualquier tipo de paraje, charca, lago o río, incluso mares, ante la proximidad de unas nuevas elecciones. Es tal el panorama actual ante lo que están legislando estos del PPierno, es tal el desmán de la contrareforma que han emprendido, es tan dudosamente legal y tan poco legítimo, que, mientras ellos hacen oídos sordos a los dictámenes del Consejo de Estado, hasta Mario Conde ha formado un partido político y se apresta extender el mensaje que comenzó a difundir desde Intereconomía. Tal es el panorama que observo desde la bocamina. 

Cuando, el pasado día 24 de julio, dieron la noticia del fallecimiento de Don Gregorio Peces-Barba mi sentimiento fue de pérdida irreparable; era la muerte de la ética, tanto humana como política, un trozo fundamental de nuestra sociedad que desaparecía en un momento en el qué es más necesaria que nunca la presencia de hombres como él para poder reconducir las cosas hacia el camino de la lógica humanista. Podemos pensar que nos queda su pensamiento recogido en la obra que creó, mas la elocuencia de la palabra hablada, en un país como este en el que la lectura política se limita a los titulares del kiosco y la profunda a las páginas deportivas, no puede ser sustituida por la escrita. Nos falta tanto aún, Don Gregorio... 40 años de retraso en el aprendizaje democrático nos separan de Europa mejor que los Pirineos o la prima de riesgo, tanto daño hizo la rata sanguinaria del Ferrol, tanto daño hacen sus hijos y nietos ideológicos... Por eso mi pena es mucho más profunda que otras penas similares; no solo se ha marchado un político ético y humanista, también ha fallecido un hombre honesto, un hombre, en el buen sentido de la palabra, bueno. Descanse en la paz de los justos, que es la suya.

La tristeza es mayor al contemplar como algunos de los partidos minoritarios han iniciado una campaña feroz de desprestigio hacia las demás formaciones y muestran un hacer parlamentario rayano en lo indecente. Ante el supuesto desastre electoral que se avecina en los que llamaré partidos tradicionales, que no tradicionalistas, les meten a todos en el mismo saco a patadas repitiendo una y otra vez que son lo mismo. Para este primer punto de su estrategia se están apoyando en el descontento y en el desconocimiento general de la sociedad española, más acostumbrada a opinar en política por los titulares de prensa que a realizar una búsqueda de datos que les lleve a formarse una opinión propia. Para ello están utilizando como suyas las reivindicaciones nacidas en las Asambleas del Movimiento 15-M y de Democracia Real Ya de una forma ramplona y descarada mientras siembran dudas sobre la legitimidad de las mismas. Estas nuevas Organizaciones se mueven en un mar de contradicciones, pareciendo emplear más tiempo en lanzar mensajes hacia todos los sectores de opinión que a desarrollar un verdadero programa electoral dentro de la coherencia política y la justicia social.

No hablo de ideologías porque la mejor de ellas es el sentido común basado en los principios de solidaridad, pero si reclamo sensatez a la hora de emitir mensajes. Porque es complicado mezclar en el mismo saco los continuos ataques a la izquierda, la tibia oposición al Partido Popular, la acusación al PSOE de haber "construido igualdad "contra" los hombres", al hilo de la Ley de violencia de género a la que tacharon de "asimetría penal" en un intento de defensa en sede parlamentaria de los postulados de los machistas españoles, no denunciar con firmeza las brutales cargas policiales contra los estudiantes del IES Luis Vives de Valencia, mostrando incluso alineamiento en la posición de su formación con respecto a la legitimidad de las protestas con un discurso ambiguo en el que tan pronto se defendía la profesionalidad del los miembros de las UIP como se acusaba a otras formaciones de echar gasolina a las calles, pidiendo al tiempo que, en virtud de la Ley 1/92, se identifique y multe a los manifestantes espontáneos, y llamarse Progresista...



En suma, un discurso demagógico construido más en base a que existan profusión de mensajes que puedan ser apoyados por cualquier tipo de votante, sea justo o no, que a la creación de un discurso propio y definido con el trasfondo del pensamiento en una sociedad equitativa, justa y no violenta. Obtener réditos electorales a base de poner verde sistemáticamente al adversario en lugar de enamorar a las personas con la definición de un camino que les de alguna esperanza real de cambio no es honesto; se pongan como se pongan.

Son tales estos discursos que Mario Conde ya ha formado su partido: SCyD. Cada vez que alguien añade la coletilla Democracia en el nombre de la nueva formación me echo a temblar. Me recuerdan siempre a aquellos "demócratas de toda la vida" que montaron UCD sin quitarse las gafas negras. El de Mario Conde me parece una maniobra lanzada desde la derecha rancia y la oligarquía para, apoyándose en el mismo tipo de discurso de la formación de Rosa Díez, meterse en el jaleo del "divide y vencerás" iniciado por esta, obteniendo así una imagen cercana al diálogo y la equidad de Adolfo Suárez, que es lo que Conde lleva trabajando todos estos años. La formación de Díez se lo está poniendo muy fácil a este individuo del que no sabemos más que lo que sabemos: se pasa los días en Intereconomía, no aparecieron 4.500 millones de pesetas de todo su botín y es un experto en aparentar ser el nieto pródigo que se reformó y se volvió decente. Ahora navega también en el mar de la "Regeneración democrática". Como UPyD no ha dicho hasta el momento más que para lograr votos el camino es acabar con el PSOE, IU y el PP, lo tiene bastante fácil equiparando el discurso del SCyD al de ella y dispersando más aún el voto de los Indignados no alineados, mayores de 50 años, que es el que parece andar buscando.

Mientras tanto, arriba y abajo, corren los titulares en los kioscos, la coherencia política va desapareciendo y las supuestas ofertas de estos partidos comienzan a parecer más un supermercado al que acudir para aplaudir aquello que más nos representa. Cuidado, en la estantería de al lado podemos tener un maltratador aplaudiendo al mismo político, o a un empresario que despide mujeres porque se han quedado embarazadas... Hoy en día comienza a estar de nuevo en boga ese tipo de discurso polivalente e indefinido que tanto utilizó en el 32 la oligarquía alemana. Esta vez parece que muchos quieren utilizarlo aplicándolo a sus aspiraciones electorales; pero han de tener cuidado con ello. Decía el dicho que "La mujer del Cesar no solo tiene que ser decente, también ha de parecerlo". Algunos parecen haberlo olvidado, incluso confunden honestidad y decencia con "no meter la mano en la caja" y deben recordar que el concepto es mucho más amplio: Una verdad a medias es siempre una mentira completa. Pero continuamos sin pasar del titular de la noticia...

Y así nos va.

domingo, 5 de agosto de 2012

Oh... Balançé balançé...

¿Que sensación se produce en un individuo que, al levantarse por la mañana, tiene conciencia del gran número de mentiras que, forzado por el Poder que le sustenta, va a contar a sus conciudadanos unas horas más tarde?  Quizá la sensación sea la misma que experimenta el verdugo la mañana de la ejecución... Porque  es a lo que cada vez se asemeja más Mariano I; al Verdugo. El verdugo es el mandado que ejecuta la sentencia sin meterse en si es justa o no, en si responde a derecho o no. Simplemente levanta el hacha y corta. Sin pensar, sin plantearse nada, se carga al que le han puesto delante. 

Ayer, en la rueda de prensa en la que decía que "iba a hacer balance del curso político", comenzó hablando de la gran preocupación que el gobierno siente por los parados, que no pueden encontrar trabajo, y por las familias que lo están pasando muy mal. A continuación dijo: "No me voy a extender más en este tema porque es de sobra conocido." Pregunto: ¿se puede ser más mezquino? En un país que tiene al 25'6 % de su población activa en paro, el Presidente del Gobierno dice que es un asunto de sobra conocido y se queda tan fresco dedicándole un minuto más o menos.

El resto no fue más que una suerte de discurso resumido a modo de sucedáneo de Debate de Política General, solo que lo realizó delante de periodistas que, si son muy inquisitivos pueden ver revocada su credencial, en lugar de hacerlo en Sede Parlamentaria, ante los Diputados que nos representan a todos y que le habrían puesto a caer de un burro. Una cosa si que dejó clara sobre lo que piensa de las medidas que han tomado para reducir el déficit: "no son discutibles y no son opinables". Esto se llama pura y simplemente Fascismo. En Democracia todo es discutible y todo es opinable; todo. Y, como no puede hablar de brotes verdes, debió pasarse la noche en vela pensando en un sustitutivo del concepto. La frase del genio fue: "Se está encauzando algo fundamental para el crecimiento". No dijo más al respecto. Después se perdió en una serie de mentiras y subterfugios que fueron desde afirmar que los EREs son de suspensión temporal o de reducción de jornada hasta que no habían prometido milagros porque sabían que no los iba a haber, pasando por afirmar que tenemos superavit en la balanza comercial con Alemania como si eso fuese la solución de los problemas que le permite irse de vacaciones...

Dijo dos verdades, eso sí:  "No hay precedente en una acción de gobierno en seis meses de estas características" y "El Gobierno sabe perfectamente a donde va. Sabe perfectamente lo que hay que hacer". Lo que no dijo es para qué hay que hacer lo que el Gobierno hace. Y ese es el problema. Hoy a aparecido la noticia de las amenazas que, desde el Ministerio de Asuntos sociales, está recibiendo FACUA, presiones para que deje de denunciar los abusos que están cometiendo, en concreto en materia de Educación y Sanidad, y retire inmediatamente las campañas contra los recortes que hay en su página web (www.facua.org). Esto también se llama Fascismo. En concreto dice en su escrito:

"Se requiere a esa organización para que proceda a retirar de su página web las campañas objeto del presente requerimiento así como abstenerse en el futuro de realizar cualquier otra actuación que no se corresponda con los fines que le son propios a las asociaciones de consumidores y usuarios disponiendo para ello de 15 días hábiles a partir del día siguiente al de la recepción de este escrito, con la advertencia de que en caso de incumplimiento se procederá a decretar la pérdida de condición de asociación de consumidores y usuarios"
(Texto completo en: http://facua.org/amenazadelGobiernoaFACUA.pdf )

Es clara la vocación de amenaza del texto y el intento de acallar a una Asociación Ciudadana que realiza su labor dentro del Marco Constitucional. Y este hecho, que a priori pudiera parecer baladí, es de la máxima gravedad pues se trata de la primera de las maniobras encaminadas a amordazar a la sociedad española mientras ellos continúan quedándose con el país entero y cambian las leyes para que se asemejen al lejano y fascista Espíritu del 12 de Febrero de 1974; que es la dirección que están llevando. Es muy grave lo que está ocurriendo. La Comunidad de Castilla-La Mancha ya no tiene Tribunal de la Competencia, ni Consejo  Económico y Social, ni Defensor del Pueblo... Y esto es desolador.

De todo ello, lo que más me entristece es la indolencia y el ritmo lento de nuestros políticos, de los que nos representan, o deberían representarnos, realmente. Tendrían que estar haciendo arder los Tribunales sin que les dijésemos nada. Sra. Valenciano, la época de las buenas palabras ha pasado ya, ¿cuantas veces necesitáis que os demuestren que no quieren hablar, no quieren pactar, no quieren dialogar? Porque a los que nos están machacando es a nosotros. Y ustedes siguen perdiéndose en un mar de contemporización, retorica e imagen democrática. La Democracia también es lucha y ustedes parecen no enterarse de ello. Lo más triste de todo es que tengamos que recordárselo...

Y así nos va.

domingo, 29 de julio de 2012

Mi amigo el parado...

Todos tenemos un amigo parado. Incluso un parado de larga duración en la misma familia; yo no iba a ser menos, claro.

Sí, lo confieso: tengo un amigo parado. Además, es mayor de 50, el paro se le acabó hace tiempo y los ahorros que tenía van mermando de forma alarmante. No es mucho, me decía hace unos meses, pero si encontrara un trabajo hasta pensaría en algún viajecito de vacaciones para celebrarlo. Tal y como están las cosas, ha dejado de fumar, las cañas las tira desde una litrona que compra en el chino más barato del barrio, le costó tres tardes de entrar y preguntar el precio en todos los que encontraba, el aire acondicionado lo ha sustituido por un abanico y agradece que el verano tenga tanta luz porque así no tiene que gastar bombillas; todas de bajo consumo, claro. Incluso se ha hecho fan de Falsarius, pues le permite quedar de coña con muy poquito dinero cuando le toca montar cenita con los escasos amigos con que aún cuenta; ya se sabe, cuando la ruina entra por la puerta, los amigos salen por la ventana... Con lo que me gusta cocinar, me dice mientras tunea un bote de lentejas para un estofado, y verme en esta tesitura hace que me ardan las tripas de rabia. Porque cocina bien, el jodío, y los que le frecuentábamos en tiempos mejores lo hemos disfrutado en muchas ocasiones.

Ahora apenas sale de casa; pasa los días sentado delante de su ordenador haciendo equilibrios para que su conexión esté siempre al día de pago. Mantiene que cualquier cosa que encuentre vendrá por ahí y las pestañas del navegador saltan de las noticias a los buscadores de empleo mientras intenta encontrar un lugar, una idea, un trabajo remunerado por humilde que sea... Nada; las respuestas son siempre las mismas, como si de una broma macabra se tratase: "Está usted demasiado cualificado para este puesto", "Buscamos a alguien con un perfil más dinámico", "Nos interesa mucho su preparación y vamos a guardar su curriculum, ridículum lo llama él, para cuando tengamos algo disponible", "Su edad no encaja en el puesto", "Estamos montando un equipo con un perfil más joven"... Siento que me están robando hasta la dignidad, comentaba una tarde ante un café, poco a poco voy dejando de ser persona; estos hijos de la gran puta del PePé están buscando que nos suicidemos como solución al problema.

Estuvo siguiendo en internet el Pleno parlamentario sobre el Consejo de Europa y los Recortes. Le llamé; hay días en los que me asusta un poco el grado de depresión que puede llegar a alcanzar. Es fuerte, pero a veces se desmorona y percibo los esfuerzos que realiza para no romper a llorar. Este pleno, tan duro y tan repugnante podría ser un detonante grave para él. Me respondió bastante calmado. Estos hijos de la gran puta nos están machacando, me dijo nada más terminar con los saludos, solo les queda entrar en nuestras casas y quedarse con los muebles para venderlos. Continuó hablándome de las mentiras del IVA, de esa subida de un 3% que, en el caso de la cultura y la enseñanza, se llega a convertir en un 13%. Acabó volviendo a relatar sus esfuerzos por conseguir encontrar a alguien en el Sistema de salud dispuesto a evaluar y diagnosticar a su madre puesto que ella está ya en un punto en el que no es capaz de distinguir la realidad de sus alucinaciones.

Lo he presenciado alguna tarde en la que me ha permitido visitarle; sentado en la penumbra de su cuarto he escuchado el constante soliloquio de la anciana, un soliloquio bárbaro, atroz, producto de la demencia que padece. Era una mujer inteligente, lo sigue siendo, pero la dura vida que ha tenido y los remordimientos que cercan su vigilia hacen que esta se prolongue hasta 96 horas. Se habla a ella misma cuando se encuentra delante de un espejo, dándose instrucciones brutales o profiriendo insultos terribles, sistemáticos, contra un enemigo que viene del Islam o del interior de sus recuerdos entremezclando nombres, personas, situaciones, de forma aleatoria para terminar esas horribles hilazones con un "eso es mentira pero es verdad" y volver a la carga ante otro espejo o al encontrar una bolita de pelusa o gotas de agua en el suelo del baño... Así llevo el  último año y medio, me confesaba; cada vez va a peor. Antes, me dice, se iba a la sierra cuando se sentía muy descompensada y al regresar había cambiado, se había apaciguado y era capaz de mantener una convivencia normal durante cuatro o cinco días; creo que es el oxígeno que respira allí. Ahora ya ni eso le calma un poco. La veo deteriorarse ante mis ojos día a día y me pregunto cual deberá ser su estado para que Salud, esta maravillosa Salud de la que habla la asquerosa de la Aguirre, no pueda rehusar el atenderla en condiciones, hacerle las pruebas pertinentes y determinar un tratamiento y terapias que ayuden a paliar su demencia y, sobre todo, su sufrimiento. Hace una pausa en la que le veo contener la tristeza y bebe agua antes de continuar. Entre los medicuchos esos, metidos a cainitas cumplidores de órdenes, y los repugnantes responsables políticos del Sistema de Salud están asesinando a mi madre día a día de la forma más cruel; le han robado su dignidad y los derechos que 25 años de trabajo al servicio del Estado le han conferido. Pero creo que es irresoluble, concluye, tiene 82 años y, para ellos, no es más que una vieja que morirá loca dentro de pocos. De esta forma se quedan con el dinero que pagó al Estado en sus largos años de trabajo en el Ministerio. Es un robo más de tantos robos fascistas...

Me cuesta, en esos momentos, encontrar un argumento que consiga darle alguna esperanza. Yo también tengo claro lo que expresa su análisis. La sinrazón de un sistema de Salud tornado en inhumano es algo que excede cualquier posibilidad de aplicar la lógica. Me contaba que su madre realiza un esfuerzo constante por mantener la memoria activa, que sus escapadas a Cotos son una búsqueda de la razón, que casi ha perdido, para mantener un poco de autocontrol sobre ella misma. En uno de sus ciclos de crisis, tuvieron que venir con una ambulancia psiquiatrizada y llevársela a la fuerza hasta el hospital. Allí, una doctora lo redujo todo a "una pelotera familiar". No hubo forma de convencer a aquella bestia parda con bata blanca de que tenían que hacerle pruebas neurológicas, no unas preguntas estúpidas que solo son definitorias de sintomatología cuando la demencia se da en personas con poca preparación.  Mi madre, remarcó, lee la prensa todos los días; la escucho memorizar la fecha, repitiéndola una y otra vez. Pero cuando va al Corte Inglés, a cuya cafetería lleva acudiendo todos los domingos a leer el periódico desde hace muchos años, tiene que hacer esfuerzos para recordar el camino. ¿Cómo voy a conseguir trasladarle en cinco minutos de entrevista apresurada todo esto a una doctora que está más preocupada porque no se le altere la paz de la planta, y ligarse a la MIR que le acompaña, que por tratar verdaderamente a una enferma? Lo que más le duele a mi amigo es que, con la fuerza que tiene su madre, y su voluntad de no desfallecer, con la terapia adecuada y un tratamiento bien definido podría vivir los años que le queden con paz y dignidad. Ahora se retuerce en su infierno día a día y él espera a que comience a defecar por los rincones para llamar de nuevo al Servicio de Urgencia. Y sabe perfectamente que hasta en ese caso será difícil obtener una evaluación y un diagnóstico porque ella tiene 82 años y solo es un número en las estadísticas. Para el Sistema ya no existe. Le decía el simulacro de psiquiatra que le atendió aquella noche que "aquello lo hacían para salvaguardar la libertad individual"... ¿Y la libertad de vivir con la dignidad de una persona, donde queda? respondió él...

Y así nos va.